Blogger Template by Blogcrowds.

PROPÓSITOS * XXXI *


Una mente alocada, sin conocimiento del orden y control, esta puesta a disposición, un pequeño detonante y se puede encarrilar, sí, en tu mundo diferente y lleno de amor.

Un lugar distante, con recuerdos y color, una cuenta diferente y, el armónico sonriendo en su labor. Sigue el caminito de piedra y blanco resplandor, inhala, el aire es fresco y con olor.

Propósitos de labor, pero muchos sueños que seguir compartiendo y multiplicando en emoción, solo eso pediremos a las doce, tu y yo.

Libélula Multicolor

MI MEDICINA * XXX *


Tu eres mi medicina y mi veneno, a tu lado todo pasa rápido, todo es mejor, eres mi analgésico para cualquier dolor, me haces volar y alucinar, contigo todo lo puedo lograr, me subes, me bajas, me haces rodar, contigo hasta el cielo puedo tocar y, aunque nos guste más lo oscurito, porque cuerdos no podemos estar, a pesar de las locuras, algo vamos a ingeniar.

Si me tomas de la mano y me haces sonreír, con ingenuidad te voy a seguir y, en una de esas seguro que tu también te vas a reír. Somos enteros, el uno sin el otro, pero juntos el mejor combo. Quiero tu amor y tu morbo, me encanta esa pizca de malicia, esa pizca de honestidad, esa sincera y absurda realidad, lo que compartes y ocultas, lo que me hace volver a pensar, que en este y todos los planetas, como tu no hay igual.

Llevame a volar, real e imaginario, toma mi palabra y hazla realidad, que cada sueño sea una aventura, que cada fantasía sea una excusa para planear, exigir y cumplir, porque todas son emocionantes y apasionadas. Sacame ventaja, me gusta seguirte, me gusta hacerte sonreír, con un sí convencido, con un no rogado, pero igual sacado.

Sigue el caminito, pegadito, no dejes de soñar, eso nos mantiene vivos, eso nos da energía para una aventura más. Quiero seguir volando contigo, guardar los recuerdos, cumplir peticiones, reír de las historias y travesuras, pensar en el futuro y vivir solo el presente. Un año más, uno a la vez, mañana será otro día, algo más que vivir y pedir, por ahora solo te quiero a ti.


Libélula Turquesa

TRASTORNADA * XXIX *


Quise perderme en tu mirada, quise llenarme de ilusión, quise controlar mi mente alborotada, quise decir que era una invasión.

Nada encontré en el verde esplendor, nada sentí en la conversación, los nervios me aturdieron, la calma huyo desde el portón.

Sumisa y obediente me sentía, vacía y con mil dudas yo tenía, pero el silencio allí reinaba, el vacío con todo eso se llenaba.

Intenté recordar por qué allí estaba pero, la niebla todo rodeaba, necesitaba luz y, estaba oscuro, quería emoción y todo era seguro.

Confirmo, sigo trastornada, porque yo sé que lo seguro no me llenaba, yo vivo en la locura, la pasión y la emoción, eso que el silencio y la obediencia no logran dominar, todo eso es mío y tu apacentado ser nunca podrá domar, por eso yo no te logro amar.

Libélula Verde

ENCUENTRO * XXVIII *


El lugar estaba preparado para iniciar la fiesta, todo estaba listo para pasarla bien, los astros nos colocaron en la posición adecuada, todo fue planeado, menos el encuentro de los tres, pero los azares de la vida lo permitieron y, juntos paramos al final.

Todo estaba listo, la amplitud de mente, de compromiso, de disposición, el complemento fue perfecto para hacer real la unión, planeado nunca hubiese sido mejor, la compenetración era ideal, cada uno quería al otro y para el otro igual.

Las coincidencias previas, durante y posteriores, hicieron de la convivencia una real exquisitez, tonos de voz diferentes, sabores de piel diversos, sensaciones profundas y coloridas, acompañaban el encuentro, confirmando la unión tripartita excepcional.


Los colores, sabores, sensaciones, pausas y conversaciones, risas, sonrisas, picardías, silencios,
murmuros, gritos, saltos, descansos y acción, un cóctel bien servido, una plantilla de color, respira, aspira y toma el control, un encuentro de amistad, un beso y un adiós.

Libélula Lima Limón

CONFIRMACIÓN * XXVII *


No importo su juventud y belleza, no importó su imponente orden y convicción, no importó su dedicación y concentración, allí no pasó nada, allí no estabas tu.

Aunque el cuerpo se estremecía, aunque la emoción en su momento apareció, aunque los nervios se apoderaron de mi ser, allí no pasó nada, allí no estabas tu.

Todo el tiempo estabas en mis pensamientos, sin importar su monumental presencia, todo era vacío, era vano, era fantasía, lo real estaba distante pero presente, inundaba cada espacio, allí no pasó nada, allí no estabas tu.

Libélula Dorada

¿QUÉ MÁS QUERÍA? * XXVI *


¿Qué más quería?
Contigo todo era perfecto, el hombre soñado, los sueños realidad, las promesas cumplidas, las necesidades satisfechas, los vacíos llenos...

¿Qué más quería?
Si todo eso pedía, día a día, contigo soñaba, por ti suspiraba, tu me complementabas, eras lo que yo anhelaba...

¿Qué más quería?
Si por eso moría, mi vida entera apostaba, en mis sueños estabas, mis plegarias, fueron escuchadas, a mi vida llegaste, llenaste y me fui...

¿Qué más quería?
Quería que todo eso fuera mentira, quería saber lo que creía, quería saber lo que quería, quería que fuera real, quería que fuera mentira.

REGALOS * XXV *


Soñar a tu lado es el mejor presente
Despertar a tu lado la mejor realidad
El frío nos hizo acurrucarnos
Al abrazarnos fuimos uno en realidad
Déjame tocar tu interior
Compartamos este amor
Inundemos el ambiente
Con este regalo recíproco de amor


Libélula Lila

NACIMIENTO * XXIV *


Dentro de mi hay vida
Dentro de mi hay ilusión
Dentro de mi te mueves
Y por ello me muevo yo

El amor dio frutos
La semilla germinó
La vida me dio el privilegio
Y tu eres una bendición

Hoy con ansias espero
Tu también con emoción
Te he soñado y sentido
Deseo abrazarte y decirtelo

Falta poco tiempo
La labor es fuerte
Tu entre mis adentros
Puja por salir y vernos

Entre mis brazos te tengo
El milagro más grande del amor
Tu vida con nosotros
Eres una bendición


Libélula Rosa

BIP BIP * XXIII *


Un vaso vacío, una cama sin hacer, una botella llena, comida sin probar, ropa en el suelo, zapatos sin atar, libros abiertos, discos sin escuchar, la TV encendida, bits bajando al azar, sonidos en las paredes, silencios, en los seres, cansancio, sudor, calor, olor... De pronto el bip, bip, bip, mensaje: ME VOY.


Libélula Celeste

TRAVESURAS * XXII *


Verte sonreír, por mis locuras, me alienta
Verte sonreír, frente mis ocurrencias, me estimula,
Bájate el pantalón y sonreiremos más

Acércate a los carros, a las camionetas, déjalos mirar
Acomódate, vamos a probar,
Levantemos el morbo, qué más da

Alimentemos nuestras mentes retorcidas
Ríe a mi lado, ríe de lo nuestro, ríe de los demás
Ellos nos observan, se sorprenden, nos envidian

Démosles un poco más, aventura y emoción
Déjate llevar, no cierres los ojos, déjame mirar
Bájate el pantalón y sonreiremos más


Libélula Roja

AMOR A DISTANCIA * XXI *


El tiempo tenía preparado nuestro encuentro, el lugar había sido escogido, azares de la vida, nos llevaron al momento, en que nuestras miradas se cruzaron, nuestros corazones se entrelazaron, inició el romance, las canciones dedicadas, tu timidez, mi impaciencia, hicieron que el encuentro, especial y romántico, se atrasara, pero no importo, el tiempo, no importo, la distancia.

Los inventos del hombre, nos mantuvieron unido y fueron ellos, quienes nos comprometieron, nos mantuvieron, nos unieron. La espera fue poca, las ansias enormes, los sueños, las fantasías, los planes a futuro se multiplicaban, se hacían fuertes, llenamos nuestros espacios, no dejamos cabida para nada más, eramos uno, para siempre.

El encuentro, esperado, planeado, ansiado... No pudo ser mejor, cada instante a tu lado, fue un pedazo de cielo en la tierra, fue caramelo para un niño, fue el paraíso prometido, las sonrisas compartidas, los momentos, los lugares, tu y yo, era la perfección.

Tu partida, el llanto, la promesa del regreso, todas las vivencias y los sueños, guardados en el corazón, almacenadas en el alma y esperadas con ensoñación. El tiempo y la distancia, como dijo Juan Gabriel, no fueron nuestros aliados, se hicieron nuestros enemigos, nos hicieron falta las palabras, nos sobraron las suposiciones, nos faltó la paciencia, nos sobraron las falsas creencias.

Nadie fue el culpable, buscamos, qué paso, busqué tu mirada y, a kilómetros de distancia, no la pude observar, la despedida, inevitable, este amor, llegó a su final, quiero creerlo, necesito entenderlo, esa fantasía, no se cumplió, los sueños murieron, la conversación y las sonrisas cesaron... Hoy ocupamos diferentes espacios.


Libélula Magenta

LOCURA * XX *


Este FRÍO me esta dañAndo, en verdad YO no estaba LOCA, yo no era Mala, yo no era TONTA, yo no estaba InventaNdo, DESÁTENME y les cuEnto, arRéglenMe y verán, que yo NO estaba mal, SÁQUENME de esTe líO, yo solo estaba SOÑANDO, yo solo EstaBa ESCRIBIENDO, yo solo estAba CantandO, yo mi vida La esTaba CREANDO, no eRa igUal a lasS suYas, eso es VERDAD, pero a mI la MONOTONÍA, no Me deja resPirar, yO no esToy loca, solo DETESTO la coPiA, déjemNe SALIR les Puedo EXPLICAR, es cueStión dE perCepcIones, de ANÁLISIS, quiZá fisica, quizá cUántIca, QUIZÁ máS, que sAben ustedes, suéLtenmE, les PUEDO eXplicar, eN verdad no estoy tRastorNada, aQuí estoy TRASTOCADA, déjeNme de CeDar, así mÁs FÁCIL, poDré aRticUlar, déJenme de DROGAR, que allá fuerA, siN eSo, yo pUde VOLAR, sáquEnmE un moMenTo, les puedo explIcar, déJenMe CONTARLES, no estoY lOca, pero nO soy IGUAL, no eNcajo, pEro ustedes Se pueden ADAPTAR, déjenMe de ver fEo, déjeNme de ACUSAR, dejen de anOtaR en esas HOJAS, no veN naDa, todo lo SUPONEN, leyErOn unos libRos y creYEron ENTENDER, déjenMe salir, déjEnme de dRogaR, PÓNGANME a pruEba, yo Sé más, yo a usteDes, los pUedo GUIAR, suélteNme los BRAZOS, les vOy a anOtar, un paR de REFERENCIAS, en las qUe no me hAn catAloGado y PUEDEN conSultaR, déjeNme SALIR, déjEnme explicar, qUizá si me ESCUCHAN y, me dEjan de TRATAR, como una loCa, como algUien sin VALOR, cOmo un RATÓN, déjeNme salir, dejÉnme expliCar, yo no SOY loca, Pero no soy iGuaL, yo no SUFRO, de dEliriOs, de GRANDEZA, de sEntimIentos, de INFERIORIDAD, de anGustía, ESTRÉS, poSt-trAumÁtico, de DELIRIOS, de pErsecUsión, de ALUCINACIONES, visUales, muCho menOs, AUDITIVAS, yo resolVí, las etApas psIcoseXuales, de FREUD, yo no tengo, COMPLEJO de EdIpo, de ElecTra, de PETER PAN, yo escUcho, mi INCONSCIENTE, coleCtivo, le haGo caso, a mis INSTINTOS, el miEdo, no mE parAliza, no le TEMO, a lo nUeVo, lo PEQUEÑO, lo enCerRado, lo distInto, lo SIMILAR, suéltEnme, yo leS pueDo expLicar, no me PINCHES, no me emPuJes, no me ENCIERRES, no me IgnoRes, no esToy loca, dÉjenme salir, les vOy a CONTAR.

Libélula Lila

A TU LADO * IX *


Al lado de tu cama, estoy, cuidaré tu sueño, al lado contigo, revisaré tu suero, aquí estoy cuando ellos vengan, nadie me alejara de ti, yo cuidaré y velare tus deseos.

Resiste un poco más, estoy a tu lado, toma mi mano, siente el calor, no hay frío, no hay dolor, respira profundo, ya pasará.

No temas, estarás bien, ellos saben lo que hacen, estoy aquí, no te desalientes, no te desmorones, somos fuertes, estoy a tu lado, no me iré, incluso cuando faltes, aquí estaré.


Libélula Verde

AMBIVALENCIA * XVIII *


Vete... me voy... Regresa... aquí estoy...
Te quiero... te odio... Te necesito... me abrumas...
Dame... no me des... Toma... no te doy...
Te doy... no quiero.... Te quito... me desespero...
Hablemos... silencio... Te escucho... gritas adentro...
Caricias... ausencias.... Golpes... te quejas...
Me cortas... volvemos... Me llamas... te cuelgo
Te amo... te detesto... Te deseo... te repudio...
¿Quieres?... ¿No quieres?... ¿Necesitas?... ¿No necesitas?...

¿Cuánto llevamos en estas?
¿Cuánto más podemos hacer?
¿Un poco más?... Podemos repetirlo...
Volvamos empezar... así vivimos... así morimos.
¿Quieres volverlo a intentar?
No hay más... igual lo vamos a volver a crear...

Libélula Gris

QUIERO... * XVII *


Quiero decirte que te amo, quiero gritártelo, quiero correr y abrazarte, quiero poder verte de frente y no huir más...

Quiero olvidarme del mundo, de los demás, quiero olvidarme de mi, quiero volver a vivir...

Quiero que veas mis ojos, sin prejuicios, sin recuerdos, sin rencores, sin lamentos, sin palabras, sin gestos, inmóvil, pero abierto...

Quiero que no sufras, no sufrir, que respiremos, que seamos uno, que vuelvas adentro, que recuperes lo bueno, que aceptes lo erróneo, que mires al centro, que ignores, los puntos adversos...


Quiero sentarme contigo, que pasen las horas, los días, los años, que seamos ancianos, que tengamos algo...


Quiero vivir a tu lado, quiero sentirte conmigo, quiero escuchar tus regaños, quiero mejorar para ti, quiero que seamos pareja...


Quiero que no salgas en silencio, que los ojos no te brillen, por las lágrimas, quiero que me digas qué pasa, quiero escuchar y decir la verdad...


Quiero que vuelvas y hables, que no corras y desmayes, quiero que no aceleres y te dañes...

Quiero que el médico no desmaye, que siga intentándolo, quiero que me escuches, estoy aquí, estoy gritando...

Quiero que respires una vez más, quiero que volvamos a empezar, quiero que vivas, no dejes de luchar, esta vez, no voy a huir más...


Quiero que no sigas la luz, vuelve, aquí hay vida, aquí te voy a esperar...


Quiero que nos cuidemos aquí, yo no quiero un ángel guardián, yo quiero a mi pareja, y no solo su recuerdo, porque ya no vive más...



Libélula Negra

SILUETA AL ATARDECER * XVI *


Tu silueta al atardecer, acompañado por la industrializada vida que llevamos, hizo olvidar aquellos sueños de adolescentes, con tenis, en playeras, soñando con vivir en el campo, tranquilos, con lo necesario, el de al lado...

Tu silueta al atardecer, llena de ocupaciones laborales, pendientes por terminar, con quejas del trabajo, los compañeros, la comida y el café, hicieron olvidar los momentos placenteros en que nada hacía falta, y por todo había felicidad...

Tu silueta al atardecer, sin una sonrisa, en la espera de terminar, aquella tarea, cotidiana, sin palabras, con muchos pensamientos, todos ocultos, hicieron olvidar aquellas pláticas sin final, los silencios sin incomodidad...

Tu silueta al atardecer, sin rostro, vestimenta diferente, pero la misma persona, en el interior, el mismo color, me hizo imaginar, como sería hoy si sonrieras, no conmigo, pero sí, sin mi. Hay cosas que es mejor no saber, que no se pueden saber, que no se pueden tener, hoy solo tengo, tu silueta al atardecer.


Libélula Mandarina

Hichizado * XV *


Las luces me hacían alucinar, la música hacía vibrar los cuerpos, mover la vista, en estado de trance, reaccioné, tu mirada, esos ojos miel, que decoraban tu rostro, esa piel morena, esa cabellera espectacular, cada movimiento, una poesía, cada mirada, una travesía... Tu sonrisa, invitación a indagar, tu belleza extrema, tu gran personalidad.

Con bullicio alrededor, solo tus palabras pude escuchar, ver tu cuerpo en movimiento, era una obra de arte, única y espectacular. Entre frenesí y fantasía, algo real, algo extraordinario, me hacía despertar, regresar a la realidad, y cada melodía, acompañaba tu hermosura, esa que hoy, aún, me hipnotiza, me hace respirar, querer más, estar en este viaje, sin final.

No es ilusión, no es fantasía, encontré a la mujer de mis sueños, con quien nunca había soñado, pero hoy, no paro de pensar, dormido y despierto, tus movimientos, no quiero dejar. Sigue hechizandome, que tus cabellos dancen alrededor de tu mirada, de tus labios carmesí, de tu piel morena, de tu encanto sin igual... Permíteme cada día amarte más y que este viaje, no tenga final.


Libélula Azul

CORRE... ESTOY DETRÁS * XIV *


Corre, te voy a alcanzar. Corre, que sin mi, no te vas a quedar.
Corre, que cada paso estoy atrás.
Corre, que esta carrera me emociona más.
Corre, que tus pasos son mi fuerza.
Corre, el trayecto se hace menos.
Corre, el cansancio no se siente.
Corre, el trofeo está cerca.
Corre, estoy atrás.

Voltea levemente, descansa en sobre mi hombro, siempre a tu lado voy a estar.
No importa cuánto corras, no importa hacia donde vayas, detrás de ti voy, en cada paso, estoy, y si te detienes, allí estaré.
Vuelve a correr, vamos otra vez.


Libélula Naranja

SEREMOS TRES * XIII *


Busco la felicidad
Cada día
Vivo más
Al final
Tu estarás


La tranquilidad
Espacios compartidos
Sin muros
Sin silencios


Entre flores
Con olores
Pensamientos
Y movimiento

Entre imagenes
Nos movemos
Y compartimos
Independencia


Hoy somos dos
Creamos
Amamos
Mañana tres


Libélula Celeste

LUPITA * XII *


Sobre la azotea todo es diferente, los techos, los colores, el aire, los nervios... El aire que corría, bajo la falda y el pantalón, ambos en el mismo cuerpo esperando las caricias y el ronroneo.

Esa timidez, cómo se inicia, de dónde te agarro, las cintas de colores adornaron el espacio, ese espacio justo para dos, en uno. El coqueteo y la timidez, se fundieron, con el calor, emanado de los cuerpos, deseosos de conocerse, de tenerse, de hacerse uno, con el otro.

Las caricias y el temblor de las manos, hacían melodías, que se entrelazaban, con el movimiento uniforme y coordinado, de los cuerpos sudorosos y diversos, entre miradas sumergidas, llenas de palabras, que se atoraban, entre los gemidos y las palpitaciones corporales, y que acababan, con el apretar de las manos, sobre la espalda, el vientre, el pelo y sus caras.

Miradas, de más deseo, llenas de sentimientos y emociones, que llenaron esa habitación de colores, y más, sí, llenando cada espacio, con ese amor, al otro, a sí mismos, y a los demás. El silencio posterior, lleno de suspiros, aspirando al otro, a sí mismo, a todo, deseando más y eternidad, un momento sin palabras, lleno de aquello que llena, y hace sentir a la soledad moribunda, temblorosa, ante tanto, que no puede más.

Las luces de la noche, anunciando el final, o el comienzo, pero en ese momento, un abrazo, de esos, que mueven, todo adentro, de esos, que hacen decir, volvamos a empezar. Acompañados de los colores, únicas prendas, que los visten, que palparon, cada momento, y que entre sus ellos, guardan la historia, de dos, en un silencio inmenso, que da cada segundo más seguridad.

Cierran los ojos, y vuelven a soñar, y entre luces y celebraciones, se sienten. Aún en la distancia, las miradas, entrelazadas, los harán sentir, aquel viento, de fin de año, que llenó sus cuerpos, los hizo volar y ronronear.

Libélula Roja

CÍRCULO DE ENGAÑO * XI *


Al compás de la música, que acompaña al extranjero, el engaño se hacía palpable, todos lo sabían y lo vivían, ella lo dejaba pasar, él lo seguía cometiendo, el extranjero quería participar, ella se rehusaba, él la atemorizaba.

Todos reían al compás de los movimientos, pero, él, en su intento de control, deseaba que todos se alejaran de ella. Ella sentía temor, pero quería también, pasión, dejar de sentirse, su objeto. El extranjero, dispuesto, queriendo vivir, demasiado tiempo, sin sentir.

Sin buscarlo, se encontraron, disposición o embriaguez, de cualquier forma, en el emblemático lugar, en el incómodo pasar, allí, se fusionaron, al sentirse, se asombraron, las dudas, brotaron, la pasión, al desborde, pero sus pensamientos, los castigaban.

Ambos, terminaron, cansados y sudorosos, regresaron, a la realidad, el círculo se había completado, ella, el engaño se había cobrado. El extranjero, su deseo, había saciado. El otro, creía, tener el control.

Todo un juego sucio, de baja pasión, al final, nadie, satisfecho, todos, pidiendo más. Solo vacío, entre la multitud. Cada uno, ahora va a soñar, no con el otro, con ella, ni con él... Solo, cada uno, lo sabrá.



Libélula Marrón


DÍAS DIFERENTES * X *


Tu nunca me lo hiciste notar
Tu jamás comprendiste mi ser
Tu eras incapaz de escuchar mi corazón
Tu siempre creías leer mi mirada y saber lo que necesitaba

Yo nunca te hice acabar
Yo jamás comprendí tu forma de habitar
Yo fui incapaz de escuchar tu corazón
Yo siempre creí que te daba lo que necesitabas

Ahora ninguno de los dos somos
Ahora todo eso ya no es
Ahora respiro y tu vives
Ahora recuerdo y tu ignoras

Mañana será diferente, como cada día debió de serlo ayer.

Libélula Amarilla

AMOR ETERNO * IX *


Te vi desde mi infancia, como un rayo de luz, como una visión que me llevó a soñar... La adolescencia, en tu compañía, viajando, traveseando, madurando, pasó como una primavera, pensé que tendría final...

Hoy nuestra piel ya no es tan firme, la agilidad, la visión y la alimentación cambio, pero la primavera aún nos rodea.

Ahora ya no somos dos, los retoños han florecido, crecido y lo nuestro se ha expandido... Así como el amor que aún siento por ti. Todas las ramitas que este amor dio, hoy son nuestro orgullo, la promesa cumplida, de una vida en compañía, hasta hoy construida.

Hoy quizá sin tantas fuerzas, pero con la misma ilusión, solo puedo agradecer a la vida, este inmenso y eterno amor, que desde el inicio de mi vida, por ti floreció... Quiero seguir viviendo a tu lado y que mi último aliento sea contigo y por ti.

Libélula Rosada

DIA LABORAL * VIII *


El día inicia con el despertador, la tv y el tostador, las carreras matutinas nos alejan del encuentro mañanero, que no obtenemos, durante la semana, desde abril... Quiero quedarme en la cama, jugar con tus cabellos, sumergirme en tu ser y que me hagas sentir en ti el amanecer.

Corro y el día laboral se desarrolla, en ese espacio soy esclava, soy de otro, me aprieta, la falda, las medias, el chaleco corporativo, este computador. Quiero que sean las cinco y este cerdo me deje ir, cree que soy de él, por el misero sueldo que me paga ni el café debo de hacer bien.

De regreso, el tráfico, los automóviles retumban en mis oídos, deseo llegar a casa, que me rasgues la ropa, que me comas entera, jálame el pelo, tírame al suelo, cógeme entre tus brazo y lléname de besos el cuerpo, fumemos al inicio y al final, comamos y vamos a descansar... Pero ,despierto, sigo parada en el mismo lugar, pero el calor me hace voltear, cerciorarme que nadie me ve, me siento atrapada, el aire acondicionado y su ausencia, hacen que la locura y la calentura aumenten. Me arriesgo, igual nadie me ve, afuera la falta, la coloco sobre mi y te empiezo a fantasear...

Lentamente empiezo a bajar, a sentirme, a vivirme, a excitarme, todo empieza a olvidarse, los de a lado, el dictador de mi jefe, los perros compañeros de trabajo, la falta de alimento, la abundancia de querer, y empiezo a sentir como tocas mis cabellos, besas mi cuello, susurras en mi oído y jadeas en mi pecho, me toco bajo la blusa, volteo a ver, un morboso me observa, no me voy a detener, disfrútalo que será solo de lejos y esta vez, continúo mi recorrido y mi vientre, que aloja el volcán de emociones, me pide que explore más. El semáforo en rojo, conveniente momento, pongo el carro en neutro, el freno de mano listo y empiezo a bajar, el calor aumenta, empiezo a sudar, te siento entre mis piernas, no te voy a soltar, cambia el semáforos, nadie se mueve, por primera vez me siento aliviada y sigo excitada. Deseo gritar, me muerdo los labios, ya nada es igual, ignoro el alrededor, los transeúntes y más, yo en lo mío, siento que no puedo más, esta humedad me empieza a inundar, te siento hasta adentro, quiero seguir, no pares murmuró... De pronto me pierdo ¿Cuántos semáforos pasaron? Los carros no son los mismos, las bocinas me hacen despertar, tuve un momento de ausencia, ya no puedo más, el pulso me tiembla, se apaga el carro, me sonrojo, me veo, empapada, exhausta y satisfecha, sudorosa y sonrojada, todos bocinan, me pela, lo enciendo y sigo mi camino, la radio vuelve a sonar "Cocaine", suspiro.

Llegó a casa, tu deseoso, yo satisfecha, con la ropa media puesta... Llevemos la fantasía a la realidad... pero antes vamos a fumar. Después terminamos este día laboral.


Libélula VerdeLimón

DIABLO SOBRE LA ALFOMBRA * VII *


Hoy no voy a quemar el diablo, hoy quiero quemarme con tu amor, tus miradas me han conquistado, tus palabras me han hipnotizado y, con la música y tus movimientos has despertado el calor que recorre mi cuerpo, y que hoy deseo hacértelo sentir en los labios.

Los besos de adolescentes asustados, pero de adultos consumados, hicieron que nuestros cuerpos, después de varios intentos, se rozaran contra la alfombra, que con su texturas, acolchono nuestros cuerpos entrelazados, que con deseo, rapidez y cierta torpeza, experimentaban el calor del deseo que nos recorría, sí a nosotros los amantes alborotados.

Déjame quemar la alfombra, con el deseo que brota de la fuente, déjame sentir su textura, como cuando tus cabellos rozan mi cuerpo, déjame experimentar tus imperfecciones, que me recuerdan que eres humano, que no eres el ángel, ni eres un diablo.

Rózame contra la alfombra y aprisióname con tu cuerpo, no dejes escapar ningún momento, todo este cóctel de sentimientos y sensaciones, que me hacen vibrar con las humazones, de ésta quema tradicional. Déjame ser tu diablito en llamas, hazme prisionera del calor de tu fuego interno, y apaga las luces de adentro, que solo tu ilumines mis adentros, ocupando todo mi ser.


Libélula Roja

PAREJA DE IGUALES * VI *



Quise decir que esto no es verdad, para todos esto no es real, muchas veces lo quise ignorar, pero finalmente de esa mentira pude despertar.

El reconocer que en este mundo el que tu y yo seamos iguales, no es impedimento para amar... Al contrario me hizo avanzar y vivir en plenitud mi sexualidad.

Hablan y hablan, critican y señalan, pero nadie sabe lo que por dentro sentimos, quienes amamos al igual, quienes deseamos lo mismo que tenemos y solo en ello nos reconocemos.

No necesito aceptación, no necesito tolerancia, no necesito entendimiento, tan solo deseo caminar tomando tu mano, ser imprescindible y adorado para ti.

Quiero besarte en público, declararte mi amor a gritos, colocar una valla con nuestros nombres, reclamar nuestros derechos de pareja y vivir en plenitud como tal.

Este amor es como cualquier otro, si nosotros lo aceptamos, no habrá nadie que lo dañe, lo viviremos y seres nosotros a plenitud, exijamos lo que damos.

Aceptate por lo que eres, por lo que haces, por lo que prefieres. Así me amarás y me aceptarás, como tu pareja, por lo que soy, por tu igual.



Libélula Fuscia

CONVIVENCIA * V *


Durante el camino, la convivencia nos hizo darnos cuenta, de lo felices que nos hacía estar juntos, viajando por el mundo, estando en unidad y armonía con todo lo que nos rodeaba.

Tu, con tus enseñanzas y conversaciones hacías de las horas, momentos pasajeros y placenteros, que hacían danzar mi corazón, regocijando este amor que nació y ha crecido entre los dos.

Es cierto, como dicen muchos, que unir la vida con otro tiene sus complicaciones, pero la nuestra fue simple, pero significativa: el lado/lugar para dormir... vaya lío el de esa primera noche, después de consumado nuestro amor, la posición marco dominación.

La difícil situación de ceder, tu acostumbrado a dominar, yo a descansar... Ambos deseando el lugar perfecto para soñar, con quien a nuestro lado durmiendo está.

Pero el amor es dócil y compasivo, tu como el caballero que me derrite, me cediste el lugar. Ya acordadas las diferencias, compartiendo experiencias, crecimos un paso más.

Ahora toda la vida a tu lado quiero pasar, compartir, convivir; vivir para mi, para ti, para nosotros. Todo lo quiero y lo puedo, cuando lo vivo junto a ti. Esto es algo inquebrantable, que se moldea con el tiempo, que se esculpe con la paciencia, que se adorna con la experiencia, y que se disfruta con el corazón.


Ahora solo queda decir, que siga la acción y la convivencia.


Libélula Lila

OSCURIDAD * IV *



En la oscuridad los cuerpos son solo sombras que se mueven al compás del sonido,
las miradas se sienten en la espalda, a los lados, de arriba a abajo,
se cruzan y se entrelazan, hasta encontrar la mirada que se ansía,
el lenguaje corporal, las sonrisas, las miradas de alegría, de amor, de pasión, de deseo,
las prisas, los inconvenientes, las bajadas y subidas,
al final los cuerpos seducidos se encuentran, se reconocen y se vuelven a amar,
el mejor momento, el instante en que sobre ti yo puedo soñar.

AMOR QUE NO ES DE DOS * III *


Largos son los caminos de regreso a casa, aun allí no sabías que ella contaba las flores nacionales, pero a pesar de ello, ya lo hacía... El recorrido hacia los rituales, hicieron brotar mágicos finales, y entre labor y diversión, las miradas sutiles de admiración y respeto, llevaron a inundarle el corazón de aquello que no era para dos.

Sin tanto plan, con miedo de perder, de dejar, de no hacer, tus manos varoniles y experimentadas, recorrieron su cuerpo, que con alaridos te llamaba, pero con suplicas te alejaba. La dualidad de su ser, aun te molesta, pero sabes que ella a pesar de los pesares, como esa primera vez que la viviste, sigue viviendo para ti y siempre quiere estar contigo.

Tus ojos entre abiertos la observan y controlan, ella se llena de ilusiones, sueña contigo, vive para ti... Ambos saben que viven algo que no es para dos, y los expectadores en la espera del desarrollo de la trama, que no entienden, ni atan, ni desatan, solo saben que está.

Tu la necesitas y la llamas, cual si fuese ambulancia, sí, una ambulancia que corre a tu auxilio, a resucitar, lo que aquella tarde, tu empezaste a avivar, eso que no es de nadie, solo tuyo y de ella, pero al final no es de ninguno de los dos.

Cual fieles expectadores, observaremos como el amor de ambos se desenvuelve, no cuenten nada, especularemos así nada más, algo que no es nada, pero tiene todo, eso que no es de dos, es de cada uno fusionado con el otro.

Libélula Morada

HOY ACEPTE * II *


Hoy te dije la verdad, aquella que no quisiste creer o que quizá era la que no querías escuchar... Yo no dejo los platos sucios, si hay que hacerlo prefiero romperlos, pero que no cuelguen milagritos de gratis...

Qué será peor, ¿qué no te crean o hacer que te crean? ¿Qué no te amen o hacer que no lo hagan? ¿Amar con locura o con locura gobernar el amor?... en fin, y al principio...

Yo solo quería compañía, tenerte a mi lado, aunque fuera parado allí, tus miradas y sobre todo la seguridad que me hacías sentir, igual lo tuve, y no fue gracias a ti, eras complemento, pero lo principal estaba fuera de ti.

Nadie puede manejar lo que no puede aceptar; sin saber, aceptar e interactuar con quien eres, nada será suficiente, nada será para ti, ni tu mismo existes, nada será bueno, nuevo, vivo, brillante, real.

Hoy acepte la realidad. Y al verme, verte, vernos, deje de soñar.

Libélula Amarilla

COLORES DE ATARDECER * I *


Largas noches de espera acompañadas de estimulantes que hacían el trabajo, pero que se quedaban lejos de todo eso que se producía al contacto con tu piel.

Momentos de éxtasis al sentir tu mirada retorcida, y como dice la Guzmán, "esa barba que raspaba", y que estremecía al ser deborada, ingiriendo tu ADN.

El contacto de tu piel chocolate con sabor a caramelo, acompañaron muchos días, estas blancas y escuálidas pieles, que fueron entregadas en señal de amor, a quien en ese momento, pertenecía todo lo que existía.

Los tonos verdes y cafés que acompañaron el paseo previo, el panito sin terminar, el camino que debió seguir, el lugar donde todo empezó, fue y termino. Allí jugando sobre ti el calor inundo mi cuerpo y mis poros reconocieron el vivir.

La falta de experiencia, la urgencia, la entrega... Colores de atardecer por el balcón, llenaron esa habitación, ese espacio solo de los dos.

Libélula Naranja

Entrega de Diciembre

En este último mes del año, la Libélula Multicolor, se complace en compartir con uds un nuevo reto, un cuento por día, un cuento de amor-desamor, entre dos, tres o más... Historias compartidas, historias bien vividas, soñadas y alucinadas.

Esperamos, su servilleta y los que compartieron sus historias, que sean de su agrado.
Y si desean compartir las propias, bienvenidas sea.

Libélula Multicolor

Entradas más recientes Entradas antiguas Página principal