Blogger Template by Blogcrowds.

DIA LABORAL * VIII *


El día inicia con el despertador, la tv y el tostador, las carreras matutinas nos alejan del encuentro mañanero, que no obtenemos, durante la semana, desde abril... Quiero quedarme en la cama, jugar con tus cabellos, sumergirme en tu ser y que me hagas sentir en ti el amanecer.

Corro y el día laboral se desarrolla, en ese espacio soy esclava, soy de otro, me aprieta, la falda, las medias, el chaleco corporativo, este computador. Quiero que sean las cinco y este cerdo me deje ir, cree que soy de él, por el misero sueldo que me paga ni el café debo de hacer bien.

De regreso, el tráfico, los automóviles retumban en mis oídos, deseo llegar a casa, que me rasgues la ropa, que me comas entera, jálame el pelo, tírame al suelo, cógeme entre tus brazo y lléname de besos el cuerpo, fumemos al inicio y al final, comamos y vamos a descansar... Pero ,despierto, sigo parada en el mismo lugar, pero el calor me hace voltear, cerciorarme que nadie me ve, me siento atrapada, el aire acondicionado y su ausencia, hacen que la locura y la calentura aumenten. Me arriesgo, igual nadie me ve, afuera la falta, la coloco sobre mi y te empiezo a fantasear...

Lentamente empiezo a bajar, a sentirme, a vivirme, a excitarme, todo empieza a olvidarse, los de a lado, el dictador de mi jefe, los perros compañeros de trabajo, la falta de alimento, la abundancia de querer, y empiezo a sentir como tocas mis cabellos, besas mi cuello, susurras en mi oído y jadeas en mi pecho, me toco bajo la blusa, volteo a ver, un morboso me observa, no me voy a detener, disfrútalo que será solo de lejos y esta vez, continúo mi recorrido y mi vientre, que aloja el volcán de emociones, me pide que explore más. El semáforo en rojo, conveniente momento, pongo el carro en neutro, el freno de mano listo y empiezo a bajar, el calor aumenta, empiezo a sudar, te siento entre mis piernas, no te voy a soltar, cambia el semáforos, nadie se mueve, por primera vez me siento aliviada y sigo excitada. Deseo gritar, me muerdo los labios, ya nada es igual, ignoro el alrededor, los transeúntes y más, yo en lo mío, siento que no puedo más, esta humedad me empieza a inundar, te siento hasta adentro, quiero seguir, no pares murmuró... De pronto me pierdo ¿Cuántos semáforos pasaron? Los carros no son los mismos, las bocinas me hacen despertar, tuve un momento de ausencia, ya no puedo más, el pulso me tiembla, se apaga el carro, me sonrojo, me veo, empapada, exhausta y satisfecha, sudorosa y sonrojada, todos bocinan, me pela, lo enciendo y sigo mi camino, la radio vuelve a sonar "Cocaine", suspiro.

Llegó a casa, tu deseoso, yo satisfecha, con la ropa media puesta... Llevemos la fantasía a la realidad... pero antes vamos a fumar. Después terminamos este día laboral.


Libélula VerdeLimón

4 Comments:

  1. MarianoCantoral said...
    Me gustó!
    PsicoLibelula said...
    Muchas Gracias!!! Es un placer que haya estado en este espacio =D
    Anónimo said...
    Y después de ponerme al día, esta es como el broche final :)
    Muy buenos escritos, te felicito libélula :D
    PsicoLibelula said...
    Gracias MitsukO!!! Si cada día hay uno nuevo... espero que te gusten =)

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal