Blogger Template by Blogcrowds.

VOLADORES


 La libélula está esperando esperando a que el viento se deje de rebelar y la deje de nuevo volar, ese viento que muchas veces trajo hasta ella una sonrisa, alegría en el corazón y más, por qué el viento dejo de soplar a su favor y evitó que ella volase alto como las águilas.

Recuerda la libélula picola aquellas tardes de sol, donde el atardecer se escondía tras los altos edificios que la ventana enmarcada en madera dejaba ver desde la comodidad del cuero negro que saciaba la sed de los errantes voladores con las latas de líquido negro efervescente.

El águila como ave grande y protector, situaba al pequeño bichito en el lugar más cómodo, en el rincón ,entre sus alas enormes que cubrían su lineal cuerpo, a pesar de ello sus alas no fueron cubiertas, por eso el pequeño bichito voló.

Hoy ambos vuelan en cielos diferentes, ella sueña con volver y encontrar esa comodidad, la calidez  y los manjares que saben a miel. 

El águila, quien sabe, su vuelo es demasiado alto para saber, quizá y un día, se puedan leer los finos movimientos que realiza, como pinceladas sobre los lienzos que se dejan pintar, quizá no. Pero algo es certero, a pesar de sus diferencias, tanto el bichito como el ave tienen la certeza que existe una dimensión en la cual pueden ser uno, en armonía y llenos de ellos mismos, ese pequeño espacio en el universo, que tiene magia y color, sabe a gloria, sabe a amor. Son seres voladores, libres.

SEGUIRÉ

Pensé que dejaría este espacio, pero eso sería negarme a mi misma, pero quise escribir en ambos espacios a la vez (http://chrystingarcia.tumblr.com/) y tampoco es posible, eso me recordó que no es que sean dos Psicolibélula distintas, simplemente que cada tiene una poco de mi, quizá este sea el espacio para recabar historias y también poner aquello que me asfixia, y el otro aquel espacio responde a mis dudas, ambos se complementan, ambos existen dentro de mi, la shute y la bendecida, la luz y la oscuridad, no hay un equilibrio total, la varita se esta moviendo para ubicarse, algunas veces por sobrevivencia escojo un extremo, hoy estoy aprendiendo con ambas partes de mi en armonía, por ello no dejó mis cuentos, pero sigo sembrando en mi jardín. 

Hay muchas cosas en mi cabeza que aún quiero decir, en el  Twitter  no me cabe todo, en FB me enoja poner lo que pienso, por el simple hecho de que me preguntan, en cambio estos espacios me hacen sentir que puedo expresarme sin que alguien vigile si lo hago o no, no sé si me leen, tampoco me quita el sueño, claro que si están leyendo esto entenderán que no solo parezco lokita, sino que también seguramente lo estoy... Pero como dice una canción: Loco es aquel que es feliz. A pesar de las cosas negativas, de los pequeños enojos, en general soy feliz, busco serlo. Por ende, por simple lógica aristotélica soy loca.

 Seguiré cuenteando, no sé con que frecuencia, no sé si tirando odio, contando las historias de los demás, o simplemente soñando a través de las letras, lo que es verdad es que esto no va a parar :D


Entradas más recientes Entradas antiguas Página principal