Blogger Template by Blogcrowds.

HERENCIA FAMILIAR

Ayer me di cuenta de que los estereotipos y las ideas de las abuelitas pesan y fuerte, a pesar de las nuevas ideas que uno quiera formar sobre el mundo, debido a las nuevas experiencias y por conveniencia propia... Pero sobre todo en la mujer de hoy, que desea ser tratada con igualdad y que las ideas del pasado acerca de ciertos comportamientos pueda ser cambiada...

Tuve frente a mi las dos caras de la moneda, en primera, y no por ser mejor o peor, la de la típica mujer: decente, recatada, sumisa, sonriente, educada, hacendosa, dedicada, una buena esposa y madre, una buena amiga y una mujer bella y femenina. Esta es la idea de ser "mujer" que las abuelitas referían... Pero claro al conversar con ella, te encuentras también con una mujer con sueños y con mucha fortaleza, con necesidad de ser escuchada y ser vista...Una gran mujer!!! Compartí con ella ciertas normas y pensamientos de la vieja escuela, me sentí identificada con la forma de crianza y, aunque un poco asustada, me gustó su forma de pensar, quizá le quitaría lo sumisa o la apariencia de "buena en todo", pero debo confesar que hubo buena conexión de pensamientos.

Por otra parte, la otra cara de la moneda, una mujer liberal, fuerte, sonriente, bella, divertida, extrovertida, "segura de sí misma", con pensamientos de igualdad entre género, de libertad de expresión y respeto hacia los demás. Una chica resultado de esa rebelión femenina, de ese cambio de roles y de libertad a un mundo opresivo. Claro que establecí una buen conexión también, pero me percate que a pesar de querer cambiar ciertos esquemas en mi mente, esa "libertad de acción" fue amenazante para mi, porque no pude entender ciertas acciones y actitudes, creo que fue demasiada libertad para mi, aunque hice todo mi esfuerzo por romper los paradigmas, las ideas pre-concebidas, los estereotipos, y todo el bagaje familiar de la idea de "mujer", me fue realmente un ejercicio muy fuerte, y debo confesar... No lo logré...
Entonces reflexioné acerca de ese cambio de actitud, eso de romper las cadenas, de romper los círculos, de no seguir esquemas... Y caí en la realidad del peso de esos esquemas, de esas cadenas, de esos círculos, ¡Qué opresión! ¡Qué fuertes son! Y me sentí presa de ello, con una gran vergüenza, con insatisfacción de mi débil mente, me sentí presa de cadenas transfamiliares y sociales, que no se ven pero pesan más que yunques... Y pensé entonces: ¿Cómo se rompen realmente esas cadenas? ¿Cómo se vive en una dualidad? ¿Cómo se desprende de algo que está prendido en uno?

Y hasta hoy... aunque no ha pasado mucho tiempo, no encontré la respuesta, pero aún me siento oprimida y me doy cuenta que esa barrera del tiempo, aún siendo un invento del hombre, ha sido tan fuerte que la mente, por muy poderosa que sea, no la puede romper, solo ignorar, pero esa no es la meta, ya que allí seguirá, y consciente o inconscientemente no dejará de influir... Ahhhh que razón hay en el inconsciente colectivo, y las relaciones que hicieron mis maestros psicólogos!!! Ahhhh benditos círculos familiares!!!

Si fuese solo de ignorar, ignoraría, pero quiero romperlos de verdad!!! aunque la verdad sea subjetiva, hoy me dí cuenta que la hice real para mi!!! ¿Cómo rompo las barreras? ¿Cómo me desprendo de ti? Hay pensamientos, hay estereotipos, como pesan en mi mente, como rasgan mi ser!!!

1 Comment:

  1. Monica said...
    Hola chica linda,
    Estaba pasando por acá y leí su blog,... Esta super!! Me encantó en especial este de herencia familiar, y tuve que escribir. Creo que tiene mucha razón, pesan mucho estos lazos, los conceptos de la familia, pero también no se preocupe tanto, son valores, y valores importantes que las personas que la apreciamos vemos en usted y que son lindos, no muchas personas los tienen tan bien arraigados como usted. Se le aprecia mucho. :)
    Mónica L.

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal