Blogger Template by Blogcrowds.

OFRENDA

Una ofrenda, eso fue... Yo reclamaba, como usualmente hago, es mía, no quiero, otra cosa, ¿Por qué eso? Eso querían ellos, eso pidieron. Que de ahuevo, a mi no me pidieron nada, yo hubiera dicho que no. ¡Aja! "hubiera". La sonrisa sarcástica me congeló, sabía que dije que eso no existe, que no hay un hubiera, solo un hice y quizá un haré, pero estaba cagada me habían quitado algo que amaba, que me representaba, que era mío. Así que resignada, después de sentir sus manos sobre mi frente, como en señal de liberación de ideas, decidí renunciar a mi amiga, inherte, pero mi amiga al final.

Aún recuerdo su peso sobre mi ropa, sus destellos con el sol de frente, sus colores, que en mi voy a plasmar, sí, allí donde se vea, donde usualmente me acompañaba, donde un día dejó de estar, allí la voy a plasmar. Quizá fue la ofrenda, y hoy entre esas tierras para siempre va a brillar, pero ella es mía, osea que yo allí estoy, entre las historias contadas, las memorias olvidadas, entre la humedad del túnel, las risas de niños, la urgencia de privacidad, las ganas de más, allí ella y yo estamos, con la naturaleza ancestral que no nos quiso dejar, y entre historias y suposiciones, allí estaremos, allí nos quedamos, ellos se quedaron con eso, yo los llevo acá dentro, y en mi armónico natural hoy los siento. Cada uno obtuvo algo, cada uno descubrirá que tiene del otro, de las dos, ella solo me representa, yo soy libre, yo volé y seguiré.

0 Comments:

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal