Blogger Template by Blogcrowds.

Nubes Color Rosa de Algodón


Cuando recuerdo cuanto me temblaban las piernas ante tus inmensos ojos verdes.
Y el silencio que me provocaba tu presencia, al no poder decir más que estupideces.
Y saber que a pesar de ese momento... Aún, siento lo mismo, como si el cielo estuviese tan lejos.
Como si dar el salto resultará difícil, cuando no lo fue, fue una batalla más, una más...

Allí donde pude probar el sabor de las nubes rosas de algodón, donde mis sueños se hicieron realidad, donde los límites y los miedos eran pasado, ya no eran parte de mi diario habitar.
Sin liarme salté la barda, en aquel petado lugar, ante todos mis miedos e inseguridades,
di el salto y me declaré, sí y ¿Qué? Estoy aquí, tómalo o déjalo, igual lo peor era el No...
Y vaya sorpresa, ese Si, vaya regalito del mar que trajo para mi. 

Pero aún siento como mi corazón se acelera ante el recuerdo, ante el icono, ante el pensar, que allá afuera tu presencia puede estar, tengo miedo de salir y caminar, de verte y no encontrarte, de encontrarte y de perderme, de volver a ser... insegura. 

Bien dicen que de lo bueno poco, yo probé las nubes rosa de algodón, no soy ambiciosa, una vez fui feliz, ese recuerdo lo guardo para mi, es mío y no lo quiero arruinar, aquellas calles, la luna y el mar son testigos de una niña, que una noche brinco a la felicidad, junto a un ángel que la hizo volar y saltar de nube en nube, ese recuerdo que a la niña... Aún la hace temblar.

0 Comments:

Post a Comment



Entrada antigua Página principal